lamentable que dios lo tenga en su reino