creo que en ciertos momentos si puede ser bueno, porque puede ayudar a reflexionar ciertas cosas de la vida, pero no es bueno si siempre se quiere estar solo siempre ya que Satanás puede hacer meya a través de nuestros pensamientos.